67 retos superados

Reto superado. El grupo de  running de Máis que Auga tenía un duro reto el domingo 7 de abril, con la disputa de la  Vig- Bay, pero nuestros deportistas cumplieron con creces los objetivos marcados y disfrutaron de un día de deporte y convivencia excepcional. Íbamos a la Vig- Bay con un equipo de 67 deportistas y todos lograron finalizar.

En la media maratón participaron 35 de nuestros  runners (18 hombres y 17 mujeres) y todos dejaron a sus entrenadores asombrados con su actitud, compañerismo y, además, rendimiento, ya que cumplieron o superaron sus objetivos.

David  Iglesias consiguió el mejor tiempo de los Máis que Auga (1:23:33) y, sin duda, estaba muy satisfecho: “Todo fue muy bien, desde la preparación hasta la carrera. La semana previa es muy importante y tuve magníficas sensaciones y después, en la prueba, todo salió como deseaba o incluso mejor”. Así, su objetivo era estar en 1:25:00 y logró mejorarlo bastante.

David tiene claro que “lo que me lleva a entrenar es el grupo que tenemos, sin duda alguna. Sin este equipo, no compito. Tenemos un ambiente magnífico y disfrutas preparándote para estos retos”. Y  tras la  Vig- Bay ya comienza a pensar en la próxima carrera que, posiblemente sea la nocturna, que “además es en mi barrio”.

Y si David logró el mejor tiempo masculino,  Noemí Gómez fue la mejor de las chicas Máis que Auga (1:35:27).  Noemí, en su segunda media maratón oficial, logró una buena marca y además “me encontré  súper cómoda y haciendo un tiempo estupendo”.  Noemí tiene claro los motivos por los que entrena: “En primer lugar, por salud, es una forma de obligarme a hacer actividad física. Además, me gusta afrontar retos, soy competitiva y, en tercer  lugar, por todo lo que se genera en torno al  running: el equipo, la cordialidad que tenemos entre nosotros…”

Este año, la  Vig- Bay decidió celebrar su veinte aniversario ofreciendo también la posibilidad de correr una maratón: Una experiencia espectacular, tal y como explicó Gerardo  Guerrero,  que fue el más rápido de nuestros  runners con un tiempo de 2:57:00. “Era la primera maratón que disputaba y la verdad es que todo salió perfecto. Yo vengo del triatlón y lol cierto es que me gustan los retos exigentes, por lo que me lancé a por la maratón”. Gerardo destacó el buen ambiente dentro del grupo Máis que Auga, donde ya lleva 6 o 7 años. “Tenemos muy buen ambiente y al final uno tira de otro. Sientes que es un deber y que no puedes fallar a los  entrenos”. En la  Vig- Bay “finalizamos tomando juntos una cerveza”.

Lucía Pombo Chapela también se estrenó en esta larga distancia (42,2 kilómetros), dice ella que “un poco por locura. El año pasado hice la media maratón, así que este año fui a por  el siguiente reto. Me gustan los retos!”. La experiencia fue “fantástica”, tanto que “ya estoy pensando en comenzar a preparar el próximo objetivo”. Lucía no es de las veteranas en el grupo de  runners, pero sin duda es de las convencidas: “Comencé hace año y medio, más o menos. Fue culpa de  Javi, el monitor de piscina de mi hija y me  lió… Después me encontré con un grupo que, en el aspecto humano, es increíble. Hay gente de todo tipo, pero gente de verdad, de la que a mí me gusta, muy humana”.

El domingo Lucía iba marcándose pequeños objetivos durante la carrera y fue superándolos hasta llegar a meta: “El balance es tremendamente positivo. Iba con mi compañera de  entrenamiento, Cris, y juntas nos ayudábamos”. Además, el apoyo del público fue fundamental. “En la maratón éramos muy pocas mujeres, 82 entre más de 1.000 hombres, por lo que la gente nos animaba mucho  y a mí esos gritos me daba un chute de energía”, expresó Lucía, que finalizó la prueba con un tiempo de 4:17:24.  En la maratón, Máis que Auga contaba con un equipo de 32 personas (27 hombres y 5 mujeres).