El FestiMáis muestra la capacidade movilizadora de Máis que Auga

El 7 de julio quedará fijado en la memoria de Máis que Auga como el día en que con el esfuerzo conjunto de un equipo formado íntegramente por personal de los centros logró levantar y poner a andar una experiencia deportiva y   solidaria destinada a usuarios y al público en general.

La recaudación de 2.000 euros, de la que se hizo entrega a la asociación oncológica infantil Bicos de Papel, no es con todo lo que significa lo más importante. La acción supuso un plus de visibilidad para la asociación en los medios y en  las redes sociales.

La implicación de los usuarios y usuarias de Máis que Auga quedaba patente mediante una fila cero solidaria que logró sumar 500 kilómetros de largos en la piscina o en diversas máquinas de la sala fitness, al tiempo que añadían nuevas donaciones para la causa solidaria.

Desde el punto de vista de Máis que Auga, la experiencia conseguió poner a prueba la capacidad organizativa de una empresa de servicios deportivos que demostró un alto nivel de organización, eficacia e implicación para producir un evento de las características del FestiMáis.

Atender a las familias, desde la organización de la diversión para los más pequeños hasta las necesidades alimenticias de los asistentes era el objetivo número uno. Pero además de un equipo coordinado, para poner en marcha eventos deportivos atractivos en contacto directo con el público hace falta un equipo motivado. Y en eso terreno, los técnicos y técnicas de Máis que Auga demostraron que están a la altura de los grandes retos.

En definitiva, el FestiMáis demostró ser una fiesta de verano que hizo evidente el papel del deporte como motor social, capaz de canalizar energías positivas y dar impulso a iniciativas de carácter solidario, con el respaldo de un equipo profesional personalmente implicado en el esfuerzo extra de la organización.